…el pueblo tiene ese «no sé qué» que te hace volver. Nos pasa a todos…
Haga Clic aquí para ver más información y fotos.

Estamos en una casona reciclada que nació en el siglo 19 y en la que hoy conviven historias familiares de 4 generaciones. Guardamos en el sótano cimientos de la historia de San Marcos, legado de Don Clemente Tulián, nativo ancestral de este valle, mi bisabuelo; el espíritu alegre y hospitalario de mi abuela Doña Lidia, que siempre tenía la puerta abierta y el mate preparado. Mi mamá Graciela, encantada con las flores y los pájaros, creó el parque y los jardines mientras junto a mi papá Mariano, nos criaron a mi hermano Marcos y a mí, Ana Clara.​

Desde que decidimos abrir las puertas de nuestro hogar a todos ustedes, Anamaría fue quien los recibió para acompañarlos en la experiencia de vivir nuestro pueblo. Y Manolo, un gitano de Granada que ha recorrido el planeta con su guitarra flamenca, regaló melodías que subían desde el viejo sótano, su lugar de ensayo.

Hoy vuelvo yo, Ana Clara, luego de un gran viaje; un viaje que me llevo a la capital a estudiar y que me terminó por disparar al mundo, motivada por la curiosidad de pisar otras tierras, escuchar otras voces, ver otros cielos, dibujar con otras estrellas. Experiencias que me enseñaron que lo más lindo de viajar, siempre es volver. Volver a casa, a la familia, a los aromas, a los colores, a las caras… volver al pueblo. Además porque San Marcos tiene ese “no sé qué” que te HACE volver. Nos pasa a todos.

LOS ESPERO EN CASA!!!

                                                                                                                                                                          ANA CLARA

Established in the 19th century, this recycled house guards 4 generations of family stories. We keep in the basement foundations of the history of San Marcos, Don Clemente Tulián legacy, my great-grandfather, ancestral native of this valley; the cheerful and hospitable spirit of my grandmother, Doña Lidia, who always had an open door and the MATE ready to share; my mom, Graciela, also lived here, and delighted with flowers and birds, she created the park and gardens, toghether with my dad, Mariano, the town’s Doctor, they raised both my brother Marcos and me, Ana Clara.

Today, after a long journey, a journey that took me to the capital to study and ended up shooting me to the world, driven by curiosity to step on other lands, hear other voices, see other skies, draw with other stars, I came back. This experience taught me that the prettiest thing of travelling, it’s always coming back. Back home, to family, to the smells, the colors, the faces … back to town. Also because San Marcos has that «don’t know what» that makes you come back. It happens to everyone, it happens to all of us.

SEE YOU AT HOME!!!

Translate »